lunes, 15 de diciembre de 2014

Las cartas.

Las verdaderas cartas, ésas son las importantes.
Yo tengo muy claro que Hugo, pediría ver la tele todo el rato, comer chuches y no ir al cole. Y seguro que mantendría  La lista de los Reyes Magos.




Quiere estar con su padre y sus hermanos. Creo que yo se la pelo bastante o quizás no sea eso, simplemente si tiene que pedir estar con alguien se los pide a ellos en vez de a mí, qué le vamos a hacer.
  • Se pide catálogos, se pide cuentos y muchos Lego.
  • Se pide nieve, le encanta, y meterse en el agua. 
  • Se pide cosas de Batman o de otros superhéroes que tiren a color negro.
  • Se pide ir a la Warner, a la Fnac a buscar comics y saber leer de una vez, para poder disfrutar de ellos y de los catálogos.
  • Se pide sobre todo estar en una juguetería. Pero para mirar y tocar, con eso ya es feliz.
  • Se pide no ir al cole y que cada día fuera fin de semana par poder hacer lo que le dé la gana.
  • Se pide la manta, chimenea, sofá y algo para leer mientras come unas castañitas asadas.
  • Se pide planes con amigos.
  • Se pide bailar y hacer el ganso cuando le apetezca.
  • Se pide disfrazarse sin más e ir a teatro para aparecer en el escenario y montarla (¡qué miedo me da!).
  • Se pide oír inglés, le encanta.
  • Se pide que sus papis vayan a los talleres del cole para poder presumir de ellos y que también vayamos a la asamblea.
  • Se pide achuchos cada mañana y se pide pompas de espuma en la bañera con nosotros.
  • Se pide un chiste y reírse hasta que se le saltan las lágrimas y se pide hacerlo mucho rato.
  • Se pide ayudarnos a hacer cosas, pero al minuto descansar porque está agotadito del esfuerzo (voluntarioso, pero perro, jajaja).
  • Se pide ayudar en la cocina y contarnos sus rollos y sueños mágicos y fantasiosos.
  • Se pide construir naves que vuelen, naden, corran, sean subterráneas e invisibles.

Me da pena ver cómo la gente se siente culpable e intenta suplirlo con millones de regalos, como los adultos, los peques siempre quieren más (porque eso es lo que aprenden). Pero pedir cosas tan básicas me da mucha pena, se les dedica tan poco tiempo y se les da tan poquito...
Creo que muchos adultos deberían pedir una carta a los reyes magos con ideas (disfrute de peques, amigos, familia o pareja, mucho tiempo y ganas de planes,...), algunos tienen demasiadas carencias.


Tenemos días para meditar, disfrutar y pensar. A veces las compras o gastar dinero no son tan importante como otras cosas realmente necesarias.


Besos.

6 comentarios:

  1. Una pena porque todos parecemos demasiado ocupados para dedicar tiempo a los demás. Yo entre ellas por eso intentó tener tiempo para los míos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos q imponernos ciertas cosas, xq sino se pierden y es una absoluta pena

      Eliminar
  2. Me ha encantado el post...cuantas cosas hay que aprender...

    El anuncio de Ikea es maravilloso :) <3

    Marinit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiadas aveces y nunca sabes si haces bien ,...

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Yo también hablaba esta navidad de este anuncio, que es tan cierto y se nos olvida tanto...
    Besotes!

    ResponderEliminar