miércoles, 11 de marzo de 2015

La rave infantil de Robots.

Así hicimos nuestras invitaciones a la Fiesta de Robots de cinco años de Hugo.


La temática la habéis adivinado, sabemos que sois unos chicos muy listos, pero intentad adivinar la del año que viene; sí, ya tengo la idea (por eso me da tiempo a organizarme).


Silueta de prueba en papel de periódico y recortando siluetas en cartulina gris.




La verdad es que desde que el año pasado dimos también Robots en el cole, este año Hugo lo tenía muy claro, quería hacer unas Invitaciones comestibles: "Mamá, no saben leer, pero se la pueden comer". Con su lógica aplastante, nos preparamos para empezar con nuestros 15 días de festejos.
Sí sí, aquí nos involucramos a lo loco y a lo grande, si somos exagerados lo somos para todo, como la entrada de ayer que se compartió 153 veces se había compartido (¡y eso que no queríamos hablar de ello!).


Me tienen que ayudar a decidir colores, modelos (les doy opciones) y luego a recortar, pegar e ir por los buzones a repartirlas. Así varios días con esto, estamos entretenidos y sin ver la tele. Con muchísimos nervios, ilusión y con ganas de vivirlo. Ir de compras, carteles, piñatadecoración, juegos,...

Y así nos quedaron pegadas con la pistola.


Rápidas, baratas, sin impresora, con la temática a juego, divertidas y originales, al menos eso dijeron los peques que estaban deseando venirse a la fiesta de los niños cibernéticos.

Luego los papás vinieron a tomar una cerveza y los peques movieron tuercas y perdimos un par de tornillos.

Ya os enseñaré el resto de cosas que hicimos para entreternos y la fiesta en sí, que por fin acaba hoy, que somos muy exageraos pero sin pasarnos, que para eso están otros papás.

Besos,
Luna.

8 comentarios: