lunes, 23 de junio de 2014

Mujer increíble.


No es que me quite el sombrero, es que no puedo parar de reír entre lágrimas.
Olé sus narices.





Me gusta esta clase de gente sin más, la que tira "pá lante" sonriendo, intentado hacer féliz a la gente que le rodea.

Me gustan esos padres que intentan que sus hijos se superen, que sean felices, que les enseñen y que,  sobre todo, los quieren. Y no, querer a un hijo no consiste en dejarle hacer lo que quiera, consiste en que sepa de sentimientos, de amor, de frustración, de obligaciones, de respeto y no de dejar hacer, dejar pasar y así no marear y mejor descansar; eso, señores, no es.

Cada uno tenemos limitaciones, tenemos miedos, tenemos complicaciones (físicas, psicológicas o sociales) y no consiste en decir pobrecito, qué le vamos a hacer. Pues le vamos a hacer y mucho, que luego nos encontramos adultos que no valen ni para tomar por saco. Al menos, ahora que algunos estamos a tiempo, tenemos que intentar que los peques que nos rodean sean personas para luego no perdernos mujeres tan increíbles como ésta.

¡Qué grande!

Besos.

 

6 comentarios:

  1. El vídeo: ma-ra-vi-llo-so... de estos que hay que ver de vez en cuando.... se puede....y esos valores hay que transmitirlos a los niños..para que el mundo funcione mucho mejor dentro de las injusticias de cada día

    Feliz semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he parado de llorar viéndolo, pero es precioso del todo !

      Eliminar
  2. Tienes toda la razón, emotivo video, increibles historias que se encuentran y nosotros tenemos que aportar nuestro pequeño granito de arroz para que nuestros hijos puedan ser mejores personas. besos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me impactan estas historias de superación, que nos demuestran que no hay nada imposible.Besos!

    ResponderEliminar