martes, 5 de agosto de 2014

Viaje relampago a Egipto.

A Hugo le ha dado por las pirámides, bueno, más bien le ha dado por los esclavos. Él quiere ser faraón y tener esclavos, así sin más. Más majo...
No veáis la de cosas que sabe de dicha civilización, me parto.

 

 
Así que un día nos fuimos a pasear a un sitio genial de Madrid, el Templo de Debod.






Ya sé que llevarlo entre juicio y juicio no es algo muy normal, la última vez que vinieron mis padres a verme tabién les lleve al Juzgado y luego a ver el Templo ya que mi Padre no lo conocía. También lo he tenido todo un día metido en un Atelier haciendo un Catálogo, pero no siempre todo es malo al lado de una madre como yo.

Así que vamos por allí a dar paseillos muy cortos, no llegan nunca a una hora, pero a él le saben a teta piruleta, le viene de lujo lo de Egipto y yo así no me siento tan culpable.


Él te mete su rollo sobre los dioses y qué significaban. Lo que sea imaginar civilizaciones increíbles, súper héroes y mundos perdidos se le da de vicio.



 
Lo que tiene tener un pardre fotográfico y lo poco que le gusta poner caras, es tan forzado.




Lo peor de todo es que jamás hemos llegado al momento de poder entrar, nos han dado dos veces con la puerta en las narices (literal), no me lo podía creer. Pero bueno, ya tenemos una excusa para volver.

 

El rollo de que los cocodrilos del Nilo están allí es genial y a veces están en el Zoo. Cómo vinieron a Madrid los cocodrilos fue un cuento, digo, un viaje muy largo hasta llegar al Templo de Debod.

 


Tienen columpios en el mismo parque donde está el Templo y, para no sentirme tan bruja, le dejo estar un ratejo por allí.




Cada poco, intento hacer cosillas que pueden gustarle, aunque no os lo creáis va mucho por libre y no le dirijo cosas. La siguiente sorpre de planes le toca hoy (¡cuán generosa soy!, jajaja), es parte de su regalo de cumple, pero ya os la contaré en breve.

Me encanta el sitio y le he prometido ir un día a hacer un picnic, que le pirra, y pasar en esos columpios una tarde genial. Puede que por Octubre lo consigamos, aunque sería un plan genial quizás para esta tarde/noche, ¿no?



Besos.

6 comentarios:

  1. ¿Sabes que es una de las zonas que más me chiflan de Madrid? Siempre que viene gente a casa intento llevarles al Templo...si puede ser al atardecer en verano.. (en invierno da mas yuyu) jajajajaja me encanta, me da paz... aunque cuando más se disfruta es cuando no hay gente ...en invierno..maravilloso...Me encantan las fotos....

    Me alegro que lo disfrutárais... en un regalito de Madrid...

    Feliz martes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno d mis sitios prefes

      Allí iba a comer cuando tenía el despacho en el Palacio y me pirraba !!!

      Eliminar
  2. Guaposo puede ser!
    A nosotros nos encanta ir a Madrid y pasear por el retiro, montar en las barcas, hacer los planes de toda la vida, jiji y a los peques también!
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer en la warner estaba radiante de felicidad!!! Ya veras !!!

      Sabes q no me he montao en las barcas ?! Siempre he esperado a q algo chico me quisiera llevar ( montar quedaba fatal dicho, aún q tbn lo esperaba jaja !) y al final ni sola ni acompaña !!!!

      Eliminar
  3. Cuantas veces lo he visto en la tele y digo que la próxima vez que vayamos a Madrid les tengo que llevar por allí, luego nos liamos y seguimos sin conocerlo. De la próxima no pasa. Muy lindos todos.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  4. Pasa siempre siempre, quieres ver, hacer tantas cosas, q al final,... Nada d nada !!!

    Un bs

    ResponderEliminar