lunes, 28 de abril de 2014

El peor trabajo del mundo.




(Fuente: www.opi97.org)




Ya sabéis que odio los días señalados, me produce mucha mucha pena pensar en la gente que no puede celebrarlos. Ni os imagináis las lágrimas que se me saltan pensando en toda la gente que conozco que no puede celebrar el día del padre o, en los tiempos que corren, el día del trabajador. Me imagino a todas las personas que no tienen trabajo, la ansiedad y desesperación que deben tener es tremenda.
 
Aunque es una entrada de buen rollito, hoy es una mezcla de penita con buen rollito y yo esto os lo cuento porque creo que es necesario para alguna gente que me rodea y que quiero, que quiero mucho.
 
Tengo amigas que quieren ser mamis y les está costando la vida, no han podido, lo han perdido o no ha llegado. La sensación de angustia, aunque sea distinta en cada caso, es una putada tremenda en todos los casos. Al igual que tener ya un peque y no poder tener el segundo, es como si no pudieras quejarte porque egoistamente ya tienes uno. Todos, aunque seamos más afortunados que otros, podemos desahogarnos, que para eso estamos.
 
¿Por qué os cuento esto si yo soy madre y nunca podré ponerme en vuestra piel? Porque quizás sí que entiendo muchas cosas. Yo estaba convencida que no podría ser madre, mis millones de operaciones de ovario, de puntos de sutura, tratamientos, ingresos, dolores y, en fin, lo mal que tengo los bajos; putadas varias que he tenido mes sí y año siguiente también. Quizás por eso nunca había querido ser madre, quizás porque creía que no podía y, para no llevarme la decepción por si acaso eso era cierto, prefería interiorizar que total para qué.
 
Yo tengo matriz infantil y endometriosis, por eso no me he desarrollado del todo, soy una jovencita, jajaja. Unos folículos sangrantes que me producían peritonitis internas que ni os imagináis lo que suponía en mi mundo externo y que internamente ha logrado que tenga el saco de Douglas siempre a puntito de explotar, un útero cual queso de Gruyère y que, ante mi embarazo, aparecieran en el ecógrafo como 8 especialistas dándose de bruces que parecía un auténtico milagro que hubiera anidado un Hugo allí, agarrado cual Mac Giver, cuando era imposible que lo hiciera en ninguno de los demás espacios que le quedaban en las cavernas de aquel laberinto, no se explicaban cómo de aquel "ovario uva pasita" podía haber salido algo viable y tan tan rubio, jeje.
 
Hace poco, en el médico, he tenido que llevar el certificado de nacimiento porque al verme por dentro no se creía que hubiera sido madre y se creía que me inventaba el tema, que era absolutamente imposible que yo no hubiese podido ser madre.
 
Me hubiera encantado saber cosas que la gente parece que se calla, que no cuenta como si fuera tu culpa o un castigo divino de ciertas mujeres, la frustración e impotencia es infinita y el gasto inhumano de medicinas y tratamientos. Cuando hablas con la gente, te das cuenta de que existen millones de mujeres que han perdido bebés, que no han podido tener familia y que les ha costado la vida misma tener descendencia y no siempre han podido.
 
Si estás leyendo esto y siempre que ves a una pareja que no tiene peques piensas que porqué no tiene hijos, reflexiona, tal vez no puedan por algún problema físico, pero no les preguntes el motivo. Vamos a pensar un poquito en que este día es una mierda de día para muchas mujeres y, si tenemos la suerte de tener madre, engancharnos a su cuello y darles un besazo sin más. Y pensar, para esos no papás, por lo que pasan sus parejas aparte de lo que llevan ellos encima por no ser padres, es un putadón tremebundo y, aunque sólo nos acordemos de ellas, esto es un drama para muchos. Creo que no cuesta nada intentar no hacer daño en estos temas y no decir ni mú. Si alguien quiere hablar del tema o se acuerda de ello, ya lo dirá, sino nosotros callados cual puta. Por favor, nada de preguntar por qué no son papás.
 
Y de mi parte, para vosotros, hoy antes del domingo, MUA.
 
Besos.
 
 

8 comentarios:

  1. Muy bonito Luna... un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Yo, Lunita, hoy tengo que darte las gracias. No te cuento por qué, ya que no me he levantado con ánimo de lagrimear, pero yo te las doy y creo que sobra.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Bravo Luna!! Eres la mejor. Espero que lo lea mucha gente! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá ! Es de las peores cosas que me imagino

      Eliminar